El origen del agua Pineo, la razón de su singularidad

Pineo originaria de Estamariu, en los Pirineos

Las fuentes de Pineo se conocen ya desde el año 852. Testigo de ello son las ruinas cercanas de lo que en otro tiempo fue un monasterio. Las fuentes de Pineo se encuentran en un entorno de naturaleza virgen, dentro los Pirineos españoles y cerca de Andorra. Un nido del ave ‘trencalòs’ (como llaman en la zona al quebrantahuesos) protege estas fuentes.

Su montaña, considerada antaño sagrada, está situada a una altitud de entre 1.000 y 1.050 metros de altura. Muy por encima de la línea de contaminación industrial y rodeada de un área natural protegida. El llenado se realiza a 550 metros de altura. 

Cerca de la fuente, a unos 10-15 kilómetros de distancia, pero en otra montaña, se encuentra el pequeño pueblo de Estamariu que en 2015 contaba con apenas 120 habitantes.

Agua, naturaleza pura directa del manantial

El agua Pineo proviene de las profundidades del monte Beneidó. Surge en una montaña que antaño fue considerada sagrada. Tiene una altura de más de 1.500 metros y pertenece al área del municipio de Estamariu.

Las fuentes de Pineo tienen una capacidad media de 25.000 litros por hora. Su agua no es bombeada sino que brota de forma natural de la tierra. El agua no utilizada va a parar al rio Segre donde fluye a lo largo de 261 kilómetros.

El agua de Pineo proviene de un acuífero, el Torrent de la Quera. Se trata de un depósito natural de agua subterránea. La capa inferior tiene un diámetro de entre 7,5 y 10 km2 y por encima hay una zona saturada de 150 metros.

La fuente de Pineo, un agua con historia

El Monasterio de Sant Vicenç de Pinsent junto a Pineo

El Monasterio de Sant Vicenç de Pinsent

Desde muy antiguo, los lugares en los que el agua ha brotado de forma natural a la superficie han sido considerados ‘sagrados’. A menudo, se construyeron en ellos santuarios, baños o se convirtieron en lugares de peregrinación. Este también es el caso de la montaña ‘sagrada’ en la que se encuentran las fuentes de Pineo. Las ruinas de un antiguo monasterio están apenas a 100 metros del manantial, protegidas por una roca saliente. Son los restos del antiguo Monasterio de Sant Vicenç de Pinsent.

Algunas fuentes históricas se refieren aquí a Sant Andreu de la Quera. La Quera podría ser traducido en este caso como ‘la sequía’. En este sentido, hay planes hidrológicos que mencionan las fuentes de La Quera para obtener agua. Estas fuentes, en el proceso de ser reconocidas como manantial del agua mineral natural ‘Pineo’, fueron renombradas así.

El pequeño monasterio tiene su origen en el año 852 y su iglesia fue restaurada en el 967 por el obispo de Urgell, Guisad II. El monasterio fue en su día una abadía de estilo románico de la que apenas quedan unas ruinas. Una memoria. Un pasado.

El área natural junto a Pineo

Muchas aguas minerales famosas han convertido una fuente natural en una industria. Pineo quiere mantener la producción a pequeña escala para respetar así la naturaleza. Su manantial se encuentra en una zona natural virgen, en medio de los Pirineos españoles. El agua brota a una altura de 1.100 de altura. Allí mismo es embotellada. En el área circundante, en un radio aproximadamente de 15 a 20 kilómetros, no hay ninguna actividad industrial ya que se trata de un parque natural protegido. Tal es así que el quebrantahuesos, un ave muy poco común, ha hecho aquí su nido.

El área natural junto al agua Pineo

El quebrantahuesos junto al agua mineral Pineo

El quebrantahuesos anida junto a Pineo

Cerca del manantial de Pineo ha anidado un ave en grave peligro de extinción, ‘el trencalòs’. Así es como se conoce en Cataluña al quebrantahuesos. Pertenece a los accipítridos, una rama de las aves rapaces. El quebrantahuesos está en la lista roja de la IUCN (la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). En todo el mundo apenas quedan 4.000 aves de esta especie.

El quebrantahuesos que ha anidado junto a Pineo ha hecho su nido en un agujero en la roca. Los indios de América consideran esta rapaz roja como un mensajero que protege, vigila, despierta y purifica. Ese es precisamente su valor simbólico junto a las fuentes de Pineo.

El quebrantahuesos permanece toda la vida cerca de su nido, en altitudes que oscilan de los 300 a los 4.500 metros. En Pineo hizo su nido a 1.300 metros de altura, 200 metros por encima de nuestras fuentes.

Con su envergadura de 2,5 metros y su cuerpo entre rojizo y dorado, el quebrantahuesos es un ave realmente hermosa. Tiene un aspecto impresionante. Su coloración entre dorada y rojiza proviene de la tierra en la que habita que es roja y rica en hierro.

La fuente artesiana de Pineo

El agua brota de forma natural en las fuentes de Pineo, empujada por la presión hidráulica de una cuenca subterránea. Esta se forma a partir de varios acuíferos. Los acuíferos son capas permeables al agua confinadas entre dos capas subterráneas impermeables. Así el agua de un terreno más alto puede ejercer presión sobre el agua situada en un nivel más bajo empujándola hacia la superficie. De esta forma, el agua brota de forma natural en el suelo. Nuestra fuente en la superficie constituye, por tanto, un pozo artesiano natural.

El pozo artesiano de Pineo, agua madura que surge de forma natural a la superficie

  1. Capa permeable
  2. Acuífero = agua de una capa subterránea saturada
  3. Estrato impermeable
  4. Cima del monte Beneidó
  5. Ruinas del Monasterio de Sant Vicenç de Pinsent
  6. Fuentes de Pineo
  7. Arroyuelos de recogida
  8. Línea de llenado de Pineo
  9. El río Segre

Agua mineral que brota de forma natural de la tierra, pura y natural

El origen de Pineo le da a esta agua un carácter tan especial. Conserva sus características naturales de agua mineral y hace de ella un agua pura, auténtica..

NUESTROS PRODUCTOS